Vivir siendo Kamaleónica

Vivir siendo Kamaleónica

 

DECLARACIÓN DE INTENCIONES DE UN PROYECTO DE VIDA

 

 

CAMALEÓN: Animal en riesgo de extinción que habita por espacios naturales transitados por human@s. Su especial característica reside en cambiar su piel para no ser visto por el ojo ajeno, mimetizándose con el elemento/objeto sobre el que coloca sus patas.
KAMALEÓNICA: Característica común de mujeres en peligro de extinción cuya piel cambia en cada una de sus fases hormonales en interacción con las fases de su entorno natural y cultural a pesar de que el ojo ajeno considere tal cualidad una “patología a curar”, una “tara” a remendar o una “limitación” a superar. Comúnmente y desde hace demasiado tiempo, la habilidad de éstas mujeres ha residido en asumir las cualidades del camaleón, consistente en adaptarse a su entorno para que éste, no pudiera ver las maravillas de su autentica piel y darle caza para exponerla como trofeo. Pero ese largo tiempo termina hoy.

 

 

KAMALEÓNICAFÉMINA: Proyecto de una de dicha especie consistente en dar visibilidad a cada escama, de cada mutación, de cada fase hormonal, de cada estación, de cada fase lunar, de cada una de las todas a través de las cuales se expresa éste único cuerpito que es el mío, dejando de seleccionar sólo las escamas que se mimetizan con el ambiente y contribuyendo con ello a crear una versión de la realidad en la que seguimos sin caber con todos nuestros colores y formas, tratando de normalizar la diversidad dentro del universo que existe de piel para adentro, creando una habitación-camerino-camarote para todas aquellas que a través de mi cuerpo experimentan la vida, que ha veces saborean, otras se duelen, otras se expanden, crean y comparten, otras se acompañan, no siempre se escuchan y a ratos se remiendan…

 

¿CÓMO?

 

Exponiéndome, abriéndome de tripas corazón, mostrándome ante tí a través de aquellas que me encanta que veas, y ahora también de las que no. Ahora más que nunca desde las que no. Porque esas son las que estiran mi piel de dentro a fuera para que les de hueco en mi escenario de la vida, para que les quite el esparadrapo que les puse hace tanto en sus preciosas e inadecuadas bocas, las que llevan el corsé de la domesticación impuesta por los ojos ajenos, las que claman al cielo, o a mi, por su minuto de gloria.

 

Exponiéndome no sólo por el placer de exponerme, que también, aunque no siempre resulta placentero, sobre todo si voy a darles voz a mis innombrables para que compartan escena con las más aclamadas por el público, a éstas las expongo a verse salpicadas por la tomatera que puede lloverles desde el gallinero, y aún así, en éste momento en el que mis todas me han habitado por completo y no dejan que meta cuña de mi propia cosecha domesticada, me invade el impulso de comprometerme a presentároslas a todas sin censura a través de la forma de expresión que cada una de ellas elija en cada momento para hacerse notar.

 

Aunque no sólo soy adicta a la palabra sino que me siento en la casa de siempre cuando la uso, mi reto aquí es dejar que todas las que viven en mí, utilicen sus propias artes, pues no todas coquetean de la misma manera con la lengua común, algunas sólo saben y gustan de darse voz a través del dibujo, la danza, la música, la fotografía…lenguajes todos ellos que se sirven de la metáfora, del ideario simbólico que habita más allá de nuestras palabras y que dan cuerpo a voces que debido al poco uso de las otras lenguas, han estado mudas a nuestros oídos.

 

Así es como me comprometo a darles espacio en éste que se inaugura hoy como mi nuevo teatro, uno en el que lo único que no esta permitido es no permitirse algo.

 

Nunca se me han dado bien los compromisos a secas, los compromisos a largo plazo me levantan los pelos de la piel como para colgar llaves de esas que usaban antiguamente los serenos, pero como mi cuerpo está hablando sin permiso de la moderadora y está la mar de intrépido, queda reflejado en éste documento superescalifragilisticoespialidoso, léase (más oficial imposible), que a partir de hoy y no por un período menor a un año con posibilidad de ampliación de contrato, cada jueves, éste escenario será un fiel reflejo de la expresión, con todas sus kamaleónicas formas y colores, de todas las mujeres que me habitan, para habitarme y para habitar éste, nuestro mundo, que bien necesita de habitantes como las que a continuación les presento.

 

Que comience el espectáculo. Se abre el telón!

 

¿Te gustaría vivir un proceso en el que poder conocer a todas las mujeres a través de las cuales experimentas tú la vida?

¿Te gustaría experimentar un proceso de autodescubrimiento compartido con una tribu de mujeres que, como tú, han decidido que éste es el momento de hacerse cuerpo, darse voz y expresar todo y desde todas las que lleva dentro?

Entra en el siguiente enlace para ver de lo que te hablo;

http://kamaleonicafemina.com/?page_id=240

 

Comenzamos el 5 de Febrero en LaSinmiedo Sevilla.

Aún queda guequito para alguna más en nuestra tribu. Regálate “Ser”.

Pin It on Pinterest